Selección Colombia

¿Se cayó un ídolo? Que James hablé de ‘haters’ en Colombia dice mucho de él y de nosotros

El talentoso jugador colombiano dijo una llamativa frase que pone sobre la mesa el exagerado odio que muchos destilan hacia él.

James Rodríguez dijo que tiene 'haters' en Colombia

Está claro que el volante zurdo es uno de los mejores jugadores en la historia del fútbol colombiano. A pesar de esto, muchos lo atacan cada vez que surgen novedades en su vida deportiva o personal. Con el tiempo, la impaciencia y rechazo hacia James Rodríguez ha aumentado entre los hinchas de la selección Colombia y sus más recientes declaraciones en una charla con la prensa española lo demostraron. Sin mayor problema, él reconoció que tiene muchos ‘haters’ en Colombia, su tierra natal, y por eso surge la pregunta, ¿lo merece?

Vea también: James ‘pateó la lonchera’ y en Qatar no lo quieren ver ni en pintura

En la mañana del 31 de agosto de 2022, James dio una extensa entrevista en el canal de Twitch del medio ‘El Chiringuito’. Mientras conversaba con el periodista ‘Edu’ Aguirre, quien lo entrevistó, el zurdo aseguró que en Colombia tiene ‘haters’ y no son pocos. La afirmación, para muchos, pasó desapercibida, pero mostró cómo percibe el concepto en que lo tienen en su país natal.

- ‘Edu’ Aguirre: Está Colombia entera mirándote ahora, lo sabes, ¿no?

+ James Rodríguez: ¿Si? ¿Será? ‘Haters’ y fans, ¿no?

- ‘Edu’ Aguirre: Haters y fans. Yo creo que tú tienes un 5% de ‘haters’ y un 95% de fans.

+ James Rodríguez: Súbele más a eso. En Colombia creo que más

- ‘Edu’ Aguirre: ¿Más haters o más fans?

+ James Rodríguez: Creo que más haters... Por allá escondiditos. Viéndome a ver qué voy a decir; que diga algo malo, que diga algo malo.

—  'Edu' Aguirre y James Rodríguez

Dichas palabras de James evidenciaron algo muy real: James, a diferencia de hace varios años, ya no es tan querido por los colombianos. La entrevista con ‘El Chiringuito’, en la que se ofreció al Valencia y habló de su rol en la selección Colombia, desató una oleada de críticas despiadadas.

Aunque abundaron las críticas contra el volante zurdo, también hubo quien salió defenderlo. Es que, para muchos, la gran cantidad de odio que recibió no se justifica.

Está claro que James Rodríguez no está pendiente de lo que le opinan de él. Sin embargo, sabe muy bien que las críticas en su contra abundan. Ahora, ¿por qué tantos ataques hacia él? ¿Qué hizo él para ganarse el ‘hate’ de tantas personas?

Para responder a dichas preguntas planteó la popular frase: se cayó un ídolo. Sí, James era un ídolo, el más grande que ha existido, tal vez, en la historia del fútbol colombiano y una serie de situaciones arruinaron dicha imagen.

James se convirtió en el héroe de Colombia:

Tras ser campeón en múltiples ocasiones con el Porto, James Rodríguez pasó al AS Monaco y se ganó la titular a fuerza de grandes actuaciones, pues Claudio Ranieri, su entrenador en aquella época, lo sentó varias veces. Luego de su primer año en el ‘Principado’, el zurdo comandó a la selección Colombia en el Mundial de Brasil 2014.

Ante la ausencia de Falcao García, quien sufrió una fatídica lesión a principios de 2014, James surgió como la cara visible de un equipo que pasó a la historia. Los dirigidos por José Pékerman llegaron hasta los cuartos de final, fase en la que cayeron contra Brasil. El zurdo fue la gran figura de ‘la Tricolor’ y, además, el goleador de la competencia.

Su grandiosa actuación en la Copa del Mundo lo llevó al Olimpo de los jugadores colombianos, pues adquirió el título de ídolo. Como si fuera poco, tras el Mundial, el Real Madrid pagó una ‘millonada’ al AS Monaco y fue su gran fichaje para la temporada 2014-15. En cuestión de meses, James fue el máximo goleador de un Mundial y firmó contrato con el equipo más grande de la historia del fútbol internacional.

La decadencia futbolística de James:

Tras un primer año maravilloso, James perdió importancia con la llegada de ‘Rafa’ Benítez. El entrenador español no duró mucho y Zinedine Zidane tomó las riendas del Real Madrid en medio de la temporada 2015-16. Con ‘Zizou’, la situación del zurdo no mejoró mucho.

Para buscar un cambio de aires que le permitiera brillar de nuevo, partió al Bayern Múnich en condición de préstamo en 2017. Diferente a lo que muchos creían, sumó minutos, logró acomodarse a las exigencias de sus entrenadores y fue importante. A pesar de esto, optó, en parte por cuestiones familiares, volver a Madrid para el inicio de la temporada 2019-20.

Aunque tuvo opciones irse al Atlético de Madrid, James permaneció en el ‘Merengue’ cumpliendo un rol bastante secundario. Para este momento, los rumores sobre la mala relación con Zidane ya estaban consolidados. Como sabía que no iba a jugar, James buscó una salida rápida y recayó en el Everton para la temporada 2020-21.

Si bien tuvo un primer año con números interesantes, para el inicio del curso 2021-22, ‘Rafa’ Benítez llegó a los ‘Toffees’. Por eso, él buscó, de nuevo, una salida rápida y Al Rayyan de Qatar se la ofreció.

En su primer año con el equipo catarí jugó muy poco y, actualmente, su futuro incierto. James no juega un partido a nivel de clubes desde marzo de 2022 y no parece que su regreso a las canchas será pronto.

James y la selección Colombia, una relación tóxica:

Desde su segunda etapa en el Real Madrid, las lesiones no dejan en paz a James. Debido a esto, nunca tuvo la continuidad necesaria para llegar en gran nivel a la selección Colombia, lo que sí pasaba en los tiempos de Pékerman. Tanto Carlos Queiroz como Reinaldo Rueda convocaron al zurdo cuando su participación en clubes era mínima y, por ende, su nivel bajo.

Poco a poco, muchos empezaron a criticar las convocatorias que incluían a James. Los entrenadores ignoraron esto y, sin participar mucho, James quedó como una de las caras visibles del fracaso en las Eliminatorias al Mundial Qatar 2022. Al zurdo le dieron varias oportunidades, que tal vez no merecía, en ‘la Tricolor’ y terminó ganándose más críticas.

Las desafortunadas declaraciones de James:

Otro de los factores que ha perjudicado la percepción de muchos sobre James, fue la polémica desatada por diferentes declaraciones en su canal de Twitch, en Instagram y en entrevistas. Aunque suele cuidar lo que dice, Rodríguez, quien olvida la trascendencia de sus palabras, desató toda clase de comentarios por lo que decía e, incluso, lo que no quería decir.

Su nula continuidad en el Al Rayyan, sumado a las transmisiones en Twitch, pusieron a James como alguien que daba noticia por lo que decía y no por lo que hacía dentro del campo. Esto, sin duda, es todo lo que no quiere un futbolista.

Vea también: James ‘pateó la lonchera’ y en Qatar no lo quieren ver ni en pintura

Cuestionamientos innecesarios a la vida personal de James:

Su discutida vida deportiva, que estuvo atravesada por decisiones consideradas erróneas, contrasta con la mesurada vida personal que ha tenido el colombiano. Si bien atravesó un divorcio, fue papá soltero y, en algunas ocasiones, dio de qué hablar por sus fiestas, él nunca protagonizó un episodio repudiable o rechazable desde el punto de vista ético. Sí, una que otra vez habló de más, pero no llegó a irrespetar, abusar y, mucho menos, a delinquir.

Esto quiere decir que a James lo critican por su vida deportiva y no por su vida privada, lo que contrasta con muchas figuras públicas de Colombia y del mundo del deporte internacional.

¿Se cayó un ídolo?

James, entre 2014 y 2017, fue el ídolo, junto a Falcao García, indiscutido de todos los seguidores del fútbol colombiano y de la selección Colombia. Una Bota de Oro en el Mundial, un premio Puskás, su llegada al Real Madrid, sus títulos y su importancia en ‘la Tricolor’, fueron hitos para el balompié nacional que difícilmente serán superados. Todos en Colombia lo amaban y todos siguieron sin falta sus partidos.

La enorme figura que consolidó se fue diluyendo y los colombianos pasaron de amarlo, a vivir cada vez más decepcionados de él. Del éxtasis total en el Mundial, al completo aburrimiento de esperar meses para verlo jugar. ¡Se cayó un ídolo!

Sin duda alguna, los seguidores del fútbol colombiano tienen que estar agradecidos con James Rodríguez, pues las alegrías que les dio fueron muchas. A pesar de esto, la enorme decepción de ver su decadencia deportiva desató las críticas, exageradas en muchas ocasiones.

¿Que James tiene ‘haters? Sí, los tiene. ¿Los merece? Tal vez, eso nadie podrá responderlo. Lo único cierto es que, para acabar con la lluvia de críticas en su contra, James Rodríguez tiene que volver a brillar en el lugar en donde más brilló en toda su vida: la cancha.

>>Más novedades de la selección Colombia en ComuTricolor<<

Tags

Lo Último


Te recomendamos