Opinión

DIMAYORADAS*: El FPC, un torneo amateur?

*Dimayorada: Término acuñado para hacer referencia a las prácticas ilógicas y sospechosas por parte de directivos del FPC con el beneplácito de la Dimayor.

Una vez terminada la serie de todos contra todos y con el descanso forzado por las jornadas eliminatorias, consideré pertinente dar un vistazo al pasado reciente del FPC en particular en la liga en juego ya que a lo largo del semestre se han presentado varias situaciones que han prendido las alarmas de jugadores, asociaciones gremiales y periodistas deportivos porque demuestran un enorme retroceso en el proceso de formalización y profesionalización del rentado nacional, y demuestra que a pesar de los compromisos adquiridos por Dimayor ante el gobierno nacional, hoy en día pesa más los intereses de un grupo en particular de dirigentes. Veamos entonces las dimayoradas de este semestre:


1. EL CASO RAMIREZ: De lejos este ha sido el caso más sonado en este 2013, en el cual Jhonny Ramírez de Millonarios renunció por la violación de sus derechos laborales por parte del Boyacá Chicó, ante lo cual Pimentel arremetió contra Millonarios y el jugador suspendiéndolo casi por dos meses mientras se resolvía el tema; para sorpresa de los boyacenses la justicia le dio la razón a Ramírez y ordenó la entrega de los derechos federativos para permitir al jugador laborar; luego de ello Chicó celebró a rabiar un concepto que tumbó la tutela, sin haber entendido que lo único que concluyó el juez fue que la estar laborando Ramírez la tutela era improcedente y se trasladaba a un juez laboral, pero en contravía de lo expuesto por la justicia colombiana Fedefútbol consideró que su caso si era potestad de la Comisión del Jugador… De este caso aún queda mucha tela por cortar pero demostró la capacidad de gavilla de los señores Pimentel y Hoyos al interior de la Dimayor, más cuando es conocido que Hoyos es uno de los protegidos de Luis Bedoya.

 2. SALAZAR Y LAS MERETRICES: Esta historia comicotrágica surgió a partir de una grabación de una reunión informal entre directivos luego de una asamblea de la Dimayor en la cual Millonarios fue el gran vituperado, y con una frase muy coloquial el presidente de Itagui, Fernando Salazar, comparó a los jugadores como el caso Ramírez con “prostitutas” que se venden al mejor postor; esto generó la ira de los jugadores y las entidades regulatorias; lo sorprendente es que antes que rectificar sus palabras Salazar la emprendió contra el presidente de Millonarios por haber grabado la conversación y lo amenazó con acciones legales, que obviamente nunca llegaron porque la historia de este personaje tiene mas de oscuros que de claros… Lo más triste de la historia es que la grabación confirmó un secreto a voces: El veto a los jugadores que reclaman sus derechos para proteger a los dirigentes y su interés económico

3. ALEXIS GARCIA: El “maestro alesis” (gracias a Bestiario del Balón por este apodito) fue el técnico que más desaguisados produjo a lo largo del semestre: primero con la promesa de un fútbol “delicioso” para el Junior, que nunca se vió, luego de siete fechas dijo que ahora si iba a poner al equipo como el deseaba (entonces en las fechas previas quien armó al equipo?), luego su gran salida en falso ante los periodistas culpando al Twitter por las supuestas filtraciones de las formaciones del equipo; cuando todo el mundo pensaba que la racha de buenos resultados lo había llevado a entrar en razón soltó dos bombas: una culpando a un defensa de la mala actuación del equipo y luego en plena época de definición abogó por los “sobraditos” de Nacional… Todas estas maravillosas sorpresas de Alexis despertaron la ira de los Char quienes ayer confirmaron su despido y el llamado de “El Zurdo” López (por séptima ocasión!!!) para asumir como DT del conjunto tiburón para el segundo semestre.

4. HERNANDO ANGEL: Para nadie es un secreto que uno de los personajes más polémicos y criticados del fútbol es Hernando Angel, quién hoy por hoy es dueño de las fichas de Quindío y Universitario de Popayán (que está toalmente prohibido por FIFA, pero para Dimayor no es un problema), pero este semestre brilló por la polémica de su acción como dirigente: Primero, las autoridades municipales de Quindío y la ciudad de Armenia sacaron a la luz que Angel tiene al equipo en comodato y que decidían finalizar dicho comodato, ¿Qué pasó? Como siempre nada, palabras de político seguramente enterradas por las amenazas económicas de Angel y los fuertes lazos e intereses politico-economicos al interior del equipo cuyo fin es vender jugadores, no obtener títulos. Segundo, la polémica con Universitario en el cual varios jugadores decidieron no jugar por la falta de pagos y las pobres condiciones en las que eran mantenidos; lo sorprendente fue que en lugar de cumplir con sus obligaciones, Angel dejó a los jugadores en Popayán sin dinero y sin opción de regresar a sus ciudades, decidió afrontar los partidos con juveniles y se llevó el equipo a Cali, todo con el silencio cómplice de la Dimayor, y al día de hoy se desconoce lo sucedido con los jugadores que exigieron sus derechos.

4. UN CHISTE BOYACO: La llegada de José Augusto Cadena a la presidencia de Patriotas FC, fue presentado como la profesionalización del equipo como bombos y platillos por la Gobernación de Boyacá y recibido en medio del jolgorio, pero lo que nadie mencionó en eses momento es que Cadena es el artífice directo de la ruina deportiva y económica del Atlético Bucaramanga gracias a sus malos manejos; luego de inicio de su gestión vimos los resultados: este semestre Patriotas instauro un récord en torneos cortos: primer equipo que no gana un partido tras finalizar las fechas del todos contra todos, y durante esta crisis estallaron dos problemas: uno, las quejas de los accionistas quienes denunciaron a la gobernación por convertir en una venta sospechosa a Cadena en el máximo accionista por un valor de 1600 millones sin el aval de los demás socios y el destino del dinero del cual la entidad gubernamental no se ha pronunciado; dos, los dos paros de jugadores por la falta de pagos, una fue solventada parcialmente, pero la última fue manejada de la forma más colombiana posible: Cadena le dijo a los jugadores que no había dinero y que si no les gustaba y no jugaban los echaba; pues bien, no sólo envió jugadores juveniles en la última fecha sino que esta semana se conoce la terminación de contrato de al menos 7 jugadores argumentado por el equipo como “incumplimiento laboral por parte de los jugadores”… Es EL candidato al descenso y de continuar por el camino oscuro de la mano de un directivo tan oscuro, seguramente Boyacá se quedará sin su equipo insignia en la A

5. LA LLEGADA DE ALIANZA PETROLERA: Alianza Petrolera ascendió directamente tras derrotar al América en la finalísima de ascenso, pero desde el momento mismo de su ascenso, brotaron dimayoradas por cada uno de los poros de esta historia: primero, Alianza no contaba con estadio ya que en Barrancabermeja el estadio requería una reestructuración total, en Bucaramanga se le negó la posibilidad de jugar en el estadio por decisión de Oscar Córdoba, presidente del Bucaramanga, por esta razón terminó en Yopal; segundo, la mayoría de la plantilla del equipo ni siquiera pertenece a la institución, le pertenece a Atlético Nacional que firmó un “acuerdo de cooperación”, que suena a deseo del grupo Ardila de seguir las práctica de Hernando Angel… En el segundo semestre veremos si no le pesara tanta informalidad ya que es uno de los candidatos al descenso.

6. EL BARRABRAVISMO: De todas las cosas malas que copiamos a los argentinos, las barras bravas ha sido la más nefasta herencia, no sólo por su directa relación con violencia y drogas, sino porque muchas de ellas son patrocinadas por los mismos equipos quienes las alientan mediante desplazamientos a tras ciudades y boletas gratuitas; este semestre no han sido la excepción las noticias de actos violentos, pero lo que ha dejado a hinchas y prensa especializada es la respuesta a dichas situaciones, en lugar de hacer cumplir la Ley del Futbol (otra dimayorada más) carnetizando e identificando a los que componen dichas barras y judicializarlos adecuadamente, se ha decidido prohibir el acceso de barras a diferentes ciudades, y quienes se han visto más afectados han sido los hinchas de Millonarios quienes han extendido quejas por el maltrato policial y de otras barras durante los desplazamientos… Pero el colmo de los colmos ha sido el comportamiento de la hinchada de Nacional y la permisividad de las autoridades y Dimayor: este semestre han protagonizado varios eventos bochornosos (invasión del estadio Centenario, muerte de un hincha del Once Caldas, disturbios con diferentes hinchadas en la ciudad de Medellín) y sólo fueron sancionados por la muerte del hincha, la respuesta de las autoridades locales fue prohibir el acceso de hinchas visitantes a Medellín y se le sancionó con una fecha sin público (y se le levantó la sancion!!!)… No sólo es el total desinterés de las autoridades y de la policía por asegurar la seguridad de quienes asisten al espectáculo sino la permisividad de la Dimayor y las extrañas decisiones que han beneficiado a un solo equipo en detrimento de los otros.

De modo personal, estas son las más relevantes del semestre, pero se han presentado otras como los cambios continuos de técnicos por 4 o 5 malos resultados, el partido donde José “Ringo” Amaya jugó un tiempo con un número en la camiseta y el otro con otro número, el partido donde el arbitro suspendió el juego por lluvia y recibió una llamada, donde por TV cerrada se pudo observar una “apretada” de aquellas, que lo obligó a seguir el juego a pesar de las pésimas condiciones, o que pueden decir del cuerpo arbitral que suspendió un partido por fallas de iluminación, regresó al camerino y luego de 15 minutos de retraso con los jugadores en el campo sale a continuar con el juego? O que decir del nivel arbitral de este semestre… Lo más triste de todas estas situaciones quijotescas es que suceden con el beneplácito y bajo la tutela de la Dimayor y no hay dolientes para el fútbol: la promesa de vigilancia y formalización entre gobierno nacional y Dimayor quedo sólo en palabras y fotografías, el Ministerio de Trabajo ha guardado silencio durante estos 6 meses y Coldeportes? Bien gracias… Afortunadamente una pequeña luz que podría despejar tanta oscuridad, ayer fue llamado a rendir declaración el presidente de Coldeportes por su inacción ante los problemas presentados en el fútbol colombiano.

Es necesario un control estricto de Coldeportes y de Mintrabajo porque con las situaciones presentadas, las irregularidades, las mafias a nivel de las directivas y el silencio cómplice de Dimayor y Fedefútbol es justo decir que cualquier torneo interbarrios o intercolegiado presenta más seriedad y organización que nuestro maltrecho fútbol profesional colombiano, y si nuestro fútbol quiere evolucionar a nivel de clubes debe seguir los ejemplos de Santafé y Millonarios como ejemplos de procesos deportivos y administrativos para profesionalizar la práctica, generar profesionalidad y compromiso en los jugadores y buscar logros no sólo a nivel local sino internacional para poner al país en el rdar internacional en busca de inversiones e inyecciones de capital de diversos patrocinadores y grupos económicos de envergadura, que no sólo mejorará e nivel de nuestros equipos sino fortalecerá nuestro proceso en selecciones.

Foto:  caricatura de Roberto Fontanarrosa

 

ALEJANDRO DIAZ

@sakaidiaz

 

*El término Dimayorada es de autoría del periodista deportivo Alejandro Pino Calad; @pinocalad

Tags

Lo Último


Te recomendamos