Jugada Mundial

El Balotelli suramericano hizo una pausa en el fútbol para ser albañil en USA

La situación está dura hasta para los futbolistas: El jugador, que pasó por importantes clubes del continente, aseguró que gana más en la construcción que lo que lo ofrecían muchos equipos.

La vida del jugador profesional de fútbol, Koob Hurtado, cambió 180 grados, pues el zaguero de 36 años se cansó de las malas ofertas futbolísticas y tomó un nuevo rumbo: se fue con su familia a Estados Unidos y ahora se dedica a la construcción.

El jugador pasó por más de 14 clubes entre nacionales e internacionales, pero las ofertas no eran buenas y cada vez le ofrecían menos dinero. En ese momento, Hurtado se dio cuenta que no podía seguir viviendo del fútbol y tomó la decisión de abandonar el país.

Koob fue jugador de Liga de Quito, Deportivo Cuenca, Guayaquil City, Cobreloa de Chile, entre otros. Ahora se dedica a la construcción y trabaja de albañil donde logró consolidad una estabilidad económica que no lo pudo lograr en Ecuador.

En su época de gloria, medios locales e internacionales lo comparaban con Mario Balotelli e incluso él festejaba sus goles de la misma manera. En su tiempo mantenía una cresta dorada hacía relucir sus similitudes con el jugador italiano pero tiene una familia que mantener y eso lo obligó a colgar las botas. “En la construcción gano más de lo que me ofrecían algunos equipos”, dijo el defensor que llegó a disputar la Copa Libertadores y Sudamericana en una entrevista al periodista Joaquín Saavedra.

Koob se levanta antes de la cinco de la mañana para tomar el tren que lo lleva de Brooklyn a Manhattan y así comenzar su jornada laboral. “El 18 de este mes cumplo cinco meses acá. No es fácil, pero gracias a Dios me va de maravilla. Tengo personas que me han dado una acogida importante para poderme quedar. Acá se vive en verdad el sueño americano porque no se tiene tiempo para dormir”, le dijo al periodista.

“Acá la vida es muy acelerada. Mi rutina es levantarme 05:30, cepillarme la boca, cambiarme y caminar al tren para Manhattan que es donde trabajo. Eso todos los días, Gracias a Dios”, relató. Además de trabajar con la construcción, también se dedicó a entregar colchones, muebles y sillas a domicilio.

Hurtado explicó que los clubes se agarraron de la pandemia, aunque los problemas venían desde mucho tiempo atrás. “No puedo decirte por qué pasó con la economía, por qué bajó tanto. En mi caso, me ofrecían cosas así”, dijo.

Tres clubes lo contactaron

Pese a esto, todavía tiene la esperanza de volver al fútbol profesional y luego de esta entrevista, el jugador recibió llamadas de tres clubes ecuatorianos. “Los nombres de los clubes no te puedo decir, pero yo voy a jugar. Ya hablé con uno que concreté. Y es más importante que te dan la posibilidad y ganarte el sueldo jugando. He estado entrenando, jugando, día a día hago gimnasio”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos