FPC

Padrastro de James murió antes de ganarle la pelea a Dimayor y cumplir su sueño

En 2015, Juan Carlos Restrepo estuvo a punto de lograrlo, pero una estafa y pésima gestión de la Dimayor le ‘cortó las alas’

James Rodríguez

Este miércoles 16 de noviembre, se confirmó la muerte de Juan Carlos Restrepo, padrastro y mentor futbolístico de James Rodríguez. Él era un aficionado al fútbol y además de ser uno de los responsables de que el ‘10′ llegara a ser profesional, también estuvo a punto de cumplir un sueño en el FPC, pero la Dimayor se lo negó.

Vea también: ¡El Barcelona fichó a Gustavo Petro! Las conclusiones de su reunión con Joan Laporta

¿Cuál era el sueño del padrastro de James?

Juan Carlos Restrepo quería hacer realidad un equipo que se llamara Real Tolima y no estuvo tan lejos de conseguirlo. En 2015, con ayuda de James, compró la ficha del Real Sincelejo y ‘se montó en el bus’ con un proyecto deportivo que se vio frustrado por las decisiones de la Dimayor.

El Real Sincelejo jugó un partido profesional por última vez en 2004 y Restrepo no pudo verlo participando en el torneo como accionista mayoritario.

Vea acá: Llinás salió a volar por jocoso empujón de Macalister y muchos temieron una lesión

¿Por qué no lo dejaron jugar?

Resulta que en 2004, el entonces representante legal del equipo, Édgar Paternina, estafó a la junta directiva y le cedió de manera ilegal, la ficha de competencia al exsenador Habib Merheg y el político le cambió el nombre al equipo a “Pereira S.A.S.” (nada que ver con Deportivo Pereira).

Los antiguos dirigentes del equipo denunciaron a Petermina. En 2015 lo condenaron por estafa y borraron todos los trámites que había hecho, por lo que Juan Carlos Restrepo decidió adquirir la ficha ‘libre’, pero de inmediato Gustavo Moreno, el también dueño de la ficha, le cambió el nombre a Atlético FC.

Vea también: Manchester no quiere ver a Cristiano ‘ni en pintura’: lo retiró hasta del estadio

Insólita gestión de la Dimayor:

Le entregaron el reconocimiento deportivo al Atlético FC, que se incorporó al Torneo de la B en la fecha 11, pero nuevamente fue desafilado por la FCF. Restrepo quedó al frente, en búsqueda de alianzas para construir un proyecto real.

Juan Carlos interpuso tutelas y llegó a ganarlas, pero su equipo no participó profesionalmente en ningún torneo por no tener, supuestamente, los requisitos de afiliación. Sin embargo, la realidad es que los equipos pertenecientes a la Dimayor votaron porque el equipo no tuviera el reconocimiento y la entidad tampoco hizo nada al respecto.

Restrepo se quedó esperando una respuesta del Consejo de Estado para obtener una solución y ver a su equipo compitiendo, al menos una vez.

Tags

Lo Último


Te recomendamos