FPC

¿Por qué Edgar Perea llegó en helicóptero a narrar un partido de Junior?

#Los98DeJunior | En una de sus excentricidades, el ‘Campeón’ fue aclamado como la celebridad que era y redondeó su show besando la grama.

Edgar Perea llegó en helicóptero a narrar un partido de Junior en el ‘Metro’

Edgar Perea, uno de los principales narradores que ha tenido Colombia en toda su historia es sinónimo de Junior de Barranquilla y en el contexto de los 98 años del ‘Tiburón’ recordamos la ocasión en la que el periodista llegó a narrar un partido de fútbol a bordo de un helicóptero.

Sí, tal como lo lee, el locutor hizo su arribó al estadio Metropolitano Roberto Meléndez a bordo del vehículo aéreo que aterrizó en la mitad de la cancha con él como principal protagonista.

Vea acá: A James le sacaron a relucir sus numeritos en Qatar y no quedó bien parado

Junior cumplirá este 7 de agosto sus 98 años y en esa historia hay capítulos especiales que se protagonizaron por fuera de las canchas.

Edgar Perea llegó en helicóptero a narrar un partido de Junior

Todo sucedió en el año 1987, un 6 de diciembre, para ser más exactos, cuando al ‘Campeón’ no se le dio por más si no llegar desde los cielos para dejar a todos con la boca abierta.

En la tarde de ese domingo, la antesala del partido contra Santa Fe sorprendió a los asistentes al escenario deportivo que atónitos vieron como un helicóptero entraba al centro del terreno de juego y de allí se bajaba uno de sus ídolos, no, no era ningún jugador, sino su narrador preferido: Edgar Perea.

La situación se dio como respuesta a una sanción de parte del Ministerio de Comunicaciones que lo castigó por el uso de “palabras desmedidas y de grueso calibre” en la radio y apenas cumplió su multa, él decidió volver por lo alto.

Vea acá: Es un clamor popular: hinchas de Tolima piden por James y le refrescan la memoria

En un video en el que él mismo relata lo sucedido, revela que le sugirieron lanzarse en paracaídas, pero “si una brisa me zampa al mar, ¿quién me saca de allá?”. Continúa relatando que al pisar la grama fue recibido como una estrella de rock, en medio de pañuelos blancos, los aficionados avivan su nombre “Perea, Perea”.

Para hacer más memorable la situación, a Edgar Perea se le ocurrió: “lo del Papa, me arrodillé y besé la grama”.

Sin duda ‘El Campeón’ está en el recuerdo de los amantes del fútbol colombiano de antaño y esta anécdota es una de las tantas que se relacionan con Junior en sus 98 años de historia.

Tags

Lo Último


Te recomendamos