En el Exterior

¡Esta vez no pudo ser! Liverpool ganó, pero el Manchester City es el campeón

Los de Pep Guardiola le remontaron el partido al Aston Villa y con el 3-2 conquistaron la Premier League. La próxima vez será, Lucho.

La última vuelta de una carrera de fondo por fin veía la luz. Luego de 37 exigentes jornadas, la Premier League se definía en la fecha decisiva, con Manchester City y Liverpool separados por un punto. Distintas combinaciones le daban el título a uno u otro, aunque la opción principal la tenía el equipo de Pep Guardiola.

En medio de una definición de infarto, un colombiano era protagonista de la película. Luis Díaz saltó a Anfield Road como titular, en un equipo rojo diezmado por las ausencias de Mohamed Salah y Virgil Van Dijk. En frente, Wolverhampton no se jugaba nada, pero quería robarse la portada del diario.

Asimismo, el City enfrentaba a un Aston Villa que no jugaba más que por completar el calendario. Sin embargo, en el banco de los villanos estaba al frente Steven Gerrard, el emblema moderno del Liverpool. Él tenía motivos de peso para aguarle la fiesta a los de Manchester.

Los partidos comenzaron y el drama no iba a demorar. En apenas dos minutos, los Lobos metían la cola y se ponían a ganar en Anfield, con gol de Pedro Neto. Este resultado le daba el título al City pasara lo que pasara, por lo que el Liverpool debía apurarse. Por fortuna, el empate no demoró tanto gracias a Sadio Mané. Partido nuevo, mientras en Manchester el resultado no pasaba del cero.

Pero eso no fue por mucho. Cuando Liverpool estaba volcado al ataque, a Anfield Road llegó la noticia de que el Aston Villa se ponía en ventaja, con un tanto de Matty Cash. Con ese escenario, el equipo de Jürgen Klopp estaba a un triunfo de ser campeón. Pero los músculos estaban tensos y al club que nunca camina solo lo acompañaba esta vez el desespero.

Otra gran noticia desde Manchester. Promediando el segundo tiempo, un ex Liverpool ayudaba a su antiguo equipo. Esta vez fue Philippe Coutinho, quien marcaba el 2-0 para el Aston Villa. Ahora todo dependía de Klopp y sus muchachos, quienes ni peligro llevaban. Obligado, el alemán mandó a un Salah lastimado a la cancha.

Los últimos minutos serían de infarto en ambas canchas. Quien primero reaccionara de los dos favoritos, se iba a quedar con el título. El que pegó primero fue el City, quien descontó gracias a Ilkay Gündogan. Aún así, un gol del Liverpool le daba el título a los Reds.

Sin embargo, en envión anímico para los de Guardiola era fuerte y el empate cayó minutos después. Rodri le pegó de primera intención y el City remontaba un 0-2 para estar a un gol de asegurarse la Premier League. Antes de que el Liverpool reaccionara, el 3-2 llegó gracias a Gündogan, otra vez.

Hiciera lo que hiciera el Liverpool, con ese resultado Manchester City era el campeón. Primero Salah y luego Andrew Robertson le dieron el triunfo a los de Merseyside, pero ya la noticia estaba en Etihad. Aston Villa no tenía resto para empatarlo y el City gritó campeón, luego de un cabeza a cabeza para la historia. La próxima vez será, Lucho.

Tags

Lo Último


Te recomendamos