En el Exterior

¿Por qué Cuéllar no fue ni convocado en la final de la Champions de Asia?

Habilitado y casi siempre titular, el DT decidió dejarlo en la tribuna en el partido en que salieron campeones, pero todo tiene su explicación.

Gustavo Cuéllar ya es parte importante de la Selección Colombia. El Vikingo fue parte de la era de Carlos Queiroz y también lo es con mucho protagonismo en la etapa de Reinaldo Rueda. Todo esto, a pesar de jugar en Arabia Saudita, donde defiende los colores del Al Hilal. Su nivel en Medio Oriente es más que bueno, por lo que no se duda ni meterlo en cada convocatoria.

Por eso sorprendió que el exjugador del Deportivo Cali no fuera tenido en cuenta para la gran final de la Champions League de Asia. El equipo árabe definió el título ante el Pohang Steelers de Corea del Sur, con el beneplácito de ser local en el estadio Rey Fahd de Riad, producto del sistema de rotación de sedes por parte de la Confederación Asiática de Fútbol.

Aunque se trataba del encuentro más importante de la temporada, Cuéllar no fue ni al banco de suplentes. El entrenador Leonardo Jardim, aquel que sacó campeón a Falcao en el Mónaco, decidió dejar al colombiano en las graderías. La razón fue de fuerza mayor. Más allá que el portugués quería usar al Vikingo, las reglas de la competencia no se lo permitieron.

Según el reglamento de la Champions de Asia, los participantes solo pueden usar a tres jugadores no nacidos en el continente en cada partido. Aunque Al Hilal cuenta con más de ese número en su plantel, la restricción hizo que Jardim se decantara por el francés Bafétimbi Gomis, el maliense Moussa Marega y el brasileño Matheus Pereira, como únicos tres representantes foráneos.

Junto a Cuéllar, también se perdieron el partido el argentino Luciano Vietto y el peruano André Carrillo, teniendo que apoyar a sus compañeros desde el palco, porque mucho más no podían hacer. El colombiano que sí fue de la partida fue el delantero Manuel Palacios, titular en el equipo surcoreano.

Al Hilal terminó venciendo en la final, levantando así su cuarta Champions League de Asia, lo que lo transforma en el equipo más ganador del continente. Los árabes se despegan de los Steelers, que poseen tres títulos en su haber y hasta hoy no habían perdido una sola final.

Tags

Lo Último


Te recomendamos